Skip to content

¿Qué nos dice la correlación sobre Grecia?

27 junio, 2011

Simple y contuntende, el análisis lead-lag -muy usual en finanzas- nos indica la precedencia temporal de un evento sobre otro (nunca, jamás de los jamases, encontraremos con estadística las causalidades, en sentido estricto).

Pues bien, el caso aquí es tratar de entender el funcionamiento estructural de la economía de la República Helénica, como se sabe, en el ojo del huracán de la crisis europea. En dos palabras, nos interesa ver las dinámicas referidas al Producto Bruto, el Balance de Pagos, la Deuda Pública (consolidada), el Tipo de Cambio (real efectivo, deflactado por los costos laborales unitarios)  y el peso de Costos Laborales Totales (nominales, ajustados por días laborables).

En particular queremos analizar qué tanto puede sostenerse la versión que ubica en el origen de la crisis al desmanejo fiscal (“gobiernos irresponsables”). Veamos el coeficiente de correlación de Pearson:

TCR Costo Lab Deuda Pub
PBI 0,780 0,874 0,885
BP -0,420 -0,374 -0,555
Deuda Pub 0,818 0,717 1,000

Como se aprecia, no hay relación estadística entre el balance de pagos y tipo de cambio, costos laborales o deuda pública. Mientras la misma y el producto se mueven estrecha concordancia con el la tasa cambiaria y el costo del trabajo.

Veamos el análisis lead-lag entonces:

1° El incremento de los costos laborales totales precede en 2 trimestres un alza del tipo de cambio real efectivo.

2° El alza del tipo de cambio real efectivo antecede en 3 trimestres a un incremento en la deuda pública total y del PBI a los 5.

3° El crecimiento del PBI se ve acompañado por un resultado negativo del Balance de Pagos entre un año y un año y medio después.

CONCLUSION

El problema no es la “voracidad” del Estado griego, sino el desbalance provocado entre tipo de cambio y costos laborales. ¿Los trabajadores griegos tienen la culpa? No, el límite griego está en el Euro, que no permite al país adaptar su política cambiaria a la trayectoria de la estructura productiva. El crecimiento de los costos del trabajo aprecia el tipo de cambio, que a su vez impulsa el producto a costa de incrementar la deuda pública.

El tipo de cambio más bajo y el crecimiento del PBI conducen finalmente a una situación externa insostenible. En contra de la visión (ortodoxa) más difundida, el problema de Grecia no es fiscal, sino externo.

 

Datos: Eurostat

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. Pablo Bortz permalink
    27 junio, 2011 8:47 PM

    Yo estoy de acuerdo en el mensaje principal: el problema en grecia no es fiscal, es externo. Pero ojo, los costos NO son el problema: es un problema de especialización. Aún si subiesen los salarios alemanes (por mí, que lo hagan), eso no va a aliviar en nada el desbalance externo griego, por el simple hecho de que Grecia no exporta casi nada. Aún así la devaluación puede funcionar (como funcionó en Argentina) pero para ello tiene que modificar fuerte las elasticidades ingreso de las expo e impo. Las elasticidades precio son insignificantes. Saludos

    • 27 junio, 2011 9:25 PM

      Pablo, vos decís que el diferencial salarial con Alemania no importa? (es lo que plantea Vernengo en la nota que linkié) Se puede leer algo al respecto? Es interesante el punto, de todos modos no me parece que estemos diciendo cosas incompatibles: la transmisión del canal salario-precios sería aún menos sostenible si “Grecia no exporta nada” (ceteris paribus el euro, claro).
      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: